Hidrocolonterapia

A pesar del gran avance ocurrido en todas las áreas de práctica médica y del empleo de aparatos técnicos muy costosos, las enfermedades crónicas siguen aumentando.
Las cargas que debemos sobrellevar en la época moderna: contaminación ambiental, estrés, alimentación inadecuada, uso de la quimioterapia con importantes efectos secundarios, etc., se hacen cada día más grandes.

La relación que existe entre el intestino y los mecanismos de formación de otras enfermedades se explica porque el problema de nuestro medio ambiente es el mismo problema que tienen los seres humanos: el abastecimiento es bueno, pero la evacuación es insuficiente

Ya hace más de 3500 años los terapeutas egipcios describieron con todo detalle en sus papiros la terapia del colon en forma de enemas.

Actualmente uno de cada dos pacientes padece problemas intestinales, que se manifiestan como flatulencias, estreñimiento o diarrea.

Teniendo en cuenta que nuestro tubo digestivo es similar al de los animales herbívoros, que tienen un intestino muy largo, nuestro tipo de alimentación hace que ciertos alimentos permanezcan más de 36 horas en el intestino, con demasiadas reacciones de fermentación y en algunos casos de putrefacción.

Es importante recordar, igualmente, que:

-El número de bacterias del colon es 10 veces superior al total del numero de células corporales, en total 1.5 kilos de bacterias beneficiosas para la salud, en condiciones normales.
-Que en el colon se encuentran el 80% de nuestro sistema inmunitario.
-El equilibrio ácido-base del organismo se ve influenciado directamente por el buen o mal funcionamiento del intestino grueso.

Antes de que llegue la enfermedad, hay un cuadro de síntomas que nos indican que nuestro organismo puede padecer una intoxicación crónica de origen intestinal:

• La fatiga matutina
• Estreñimiento rebelde.
• El envejecimiento prematuro de la piel.
• La pérdida de la libido.
• La disminución de la fecundidad, responsable de ciertas esterilidades.
• Halitosis y un olor poco saludables de la orina o de la evacuación.
• Incremento de las secreciones por vía nasal o genital.
• Acné, dermatitis eczemas.
• Alergias.
• Retención de líquidos.
• Ojos enrojecidos.
• Ansiedad, depresión y nerviosismo.

La hidroterapia de colon es al mismo tiempo, una técnica diagnostica y curativa, que ha sustituido a la tradicional lavativa a ciegas del pasado por un lavado profundo del intestino grueso mediante una maquina de tecnología muy avanzada. El agua, filtrada y purificada, se va introduciendo lentamente a diferentes presiones y temperaturas usando una cánula desechable. Mediante un flujo constante va entrando agua limpia y saliendo agua sucia de forma continua, y de esa manera el intestino grueso se va limpiando. Obviamente, es la temperatura y presión del agua las que permiten que se vayan desprendiendo los restos de las heces y materias fecales adheridas, endurecidas e incrustadas a las paredes intestinales, permitiendo la eliminación del revestimiento mucoso muerto y favoreciendo la evacuación de gases, mucosidades, así como la eliminación de parásitos y producto irritantes. Esta técnica es cómoda, limpia, inocua e indolora y esta indicada para cualquier edad.

Podemos concluir que con la hidroterapia del colon obtiene:

>Un intestino sano
>Un cuerpo sano
>Una mente sana
>> UN HOMBRE SANO