SISTEMA DE ANÁLISIS CUÁNTICO DE LAS FRECUENCIAS DEL CUERPO HUMANO

Los investigadores rusos estÁn entre los primeros en haber creado una tecnología automatizada e informatizada, independiente de toda influencia humana, capaz de una “comunicación celular” a través de frecuencias que controlan las funciones celulares. Así, las anomalías funcionales pueden ser corregidas por medio de emulación de frecuencias incluidas en el banco de datos del ordenador.
Las primeras aproximaciones tecnológicas fueron desarrolladas con el uso de la búsqueda y fundadas sobre el principio de que “el cuerpo es un gran sistema de comunicación” capaz de reaccionar a las radiaciones electromagnéticas exteriores.
La tecnología PHYSIOSCAN, destinada a los médicos es resultado de esta versión científica experimental. Es conocida por estar relacionada con el cuerpo sano “contacto cutÁneo” y conectada a un ordenador personal, incluyendo un programa muy sofisticado.

El objeto de esta tecnología es completar las otras aproximaciones diagnósticas y/o terapéuticas y no reemplazarlas. La aplicación de esta investigación necesita de la parte del usuario una buena formación en fisiología médica.

 

El objeto del desarrollo del PHYSIOSCAN realizado por los investigadoresrusos es contribuir a mantener el cuerpo en su capacidad de auto curarse y tender hacia la homeóstasis. El todo estÁ basado en el campo energético bioquímico, conocido desde hace mucho tiempo por la medicina tradicional china y por la ciencia médica del ayúrveda.
Estos conocimientos fueron mÁs recientemente utilizados por varios científicos.

 

En el PHYSIOSCAN, la frecuencia de resonancia electromagnética y medida en varias dimensiones y amplificaciones, la medida es combinada con la integración medida del grado de entropía. “El anÁlisis no lineal – NLS” es utilizado por el PHYSIOSCAN.

El célebre aparato de nombre MORA utiliza las medidas de conductividad cutÁneas, técnica ahora muy perfeccionada, acopladas a un conjunto de tests informatizado conteniendo mÁs de 7.000 productos. La segunda función del aparato MORA consiste en el tratamiento del paciente por signos electromagnéticos inversados y/o amplificados. Este modo de tratamiento se diferencia del de PhysioScan en que el Mora capta y restituye – tras corrección y amplificación – las propias señales electromagnéticas emitidas por el cuerpo del paciente mientras que el modo de tratamiento del PhysioScan se basa en la base de datos informÁticos con el fin de que vayan a reinformar al organismo por estas señales externas. El método MORA fue elaborado en 1970 por el doctor F. MORELL en colaboración con el ingeniero electrónico E. RASCHE. Esta terapia energética es utilizada para restaurar las funciones celulares.

La Meta-terapia utilizada por el PHYSIOSCAN es diferente del tratamiento por el sistema MORA.
El sistema MORA analiza y trata utilizando las señales propias del paciente mientras que el PHYSIOSCAN utiliza el banco de datos que contienen las señales electromagnéticas previamente registradas.

Todos los “objetos” del universo tienen su propia estructura incluido los cuerpos humanos. Se puede afirmar que “la estructura informacional” es muy importante y que el cuerpo humano es Dependiente de la dirección electromagnética de esta estructura. Cada célula del cuerpo humano irradia una muy débil esfera electromagnética alrededor de ella misma. Esta radiación contiene la información sobre el funcionamiento de las células, este funcionamiento depende de la forma en la cual las células se comunican entre ellas. Una salud perfecta implica una comunicación perfecta de las células entre ellas. El cuerpo humano emite una gama de radiaciones electromagnéticas que contienen informaciones tal como un aparato de radio o un televisor u otros aparatos electrónicos emiten o captan una onda portadora de información sobre frecuencias elevadas mientras que la información transportada es ella misma, de frecuencias mÁs bajas. Todos los órganos del cuerpo poseen sus propias frecuencias informacionales, las cuales son registradas en las bases de datos. Estas, registradas, son una parte integrante de la función del PHYSIOSCAN.

 

Cuando las células y órganos comunican, se sintonizan sobre la misma frecuencia (longitud de onda) y estÁn en resonancia (se dice también que estÁn en diapasón), de la misma manera que un receptor de radio se sintoniza sobre el transmisor. La frecuencia de resonancia es así la portadora de información.

Cada órgano y cada célula del cuerpo emiten una baja frecuencia, habitualmente situada entre 1 y 10 Hz. Esta baja frecuencia modula la frecuencia portadora que da la señal. El diagrama presenta valores normales para ciertos órganos, este valor varía en función de la edad y del sexo.

El primer nivel de una patología se detecta por una perturbación de la resonancia entre las células y entre los diferentes órganos del cuerpo. Una patología mÁs o menos probada puede sobrevenir cuando la comunicación es dramÁticamente interrumpida o rota. Todos los organismos vivos son dependientes de una comunicación funcional interna y externa.
La medicina cuÁntica nos enseña que somos seres de comunicación.
Las células sienten instintivamente esta comunicación, la comunicación electromagnética intercelular rige los mecanismos de la vida.
El PHYSIOSCAN analiza las informaciones de forma precisa y puede también influir sobre las células y ayudar a restaurar sus funciones por simples envíos de señales informacionales correctoras.

 

¿Cuales son las deformaciones que pueden afectar a las frecuencias informacionales? ¿Por qué aparecen? Nuestros pensamientos interfieren con las frecuencias informacionales; así nosotros influenciamos a nuestros propios órganos cuando entramos en resonancia con ellos.
Por ejemplo, si sufro de preocupaciones por mi estómago y si las sufro bastante a menudo, eventualmente dañaré la mucosa del revestimiento del estómago.
Las “preocupaciones” son emociones y simultÁneamente informaciones. Si persisten un largo período, pueden conllevar una patología. Los pensamientos negativos respecto de nuestro cuerpo y de nuestro espíritu crean emociones poderosas. Esto explica por qué, cuando estos pensamientos estÁn acentuados por miedos, tienen una influencia negativa sobre nuestra estructura y vienen inconscientemente a ponerse en resonancia con los órganos, de donde surgen los problemas. Es muy importante que cada uno cumpla esta idea y sea consciente de estos hechos.
La mayor influencia sobre nuestra salud proviene de nuestros propios pensamientos porque pueden deformar la estructura informacional.

Las relaciones y comunicaciones con los otros representan también una fuente de información. Si estamos en conflicto con los otros, se crea una información capaz de perjudicarnos.
Los medios de comunicación son otra fuente de perturbación. La información no es siempre positiva y a menudo  se publica para asustar y crear miedo.
En nuestra sociedad moderna, estamos bombardeados de radiaciones electromagnéticas masivas que nosotros deseamos o no. Es entonces muy importante protegerse contra todas estas frecuencias unidas a la tecnología. ¿Por qué las personas jóvenes y ancianas estÁn afectadas? Porque poseen una estructura débil. Si el contacto entre las células es mÁs fuerte, el cuerpo puede hacer frente mÁs eficazmente. El PHYSIOSCAN es una tecnología que permite ayudar a nuestros organismos sometidos a gran número de estrés. Se revela así posible detectar y reparar las deformaciones en “la información estructural”.